Recent Press Appearances

[English] Recent Press Appearances: Agencia EFE and associated press (May 22: in Spanish), and The Manila Times (May 19: in English).

[Español] Apariciones recientes en prensa: Agencia EFE y medios asociados (22 de mayo: en español), y The Manila Times (19 de mayo: en inglés).


Gómez, S. (2020, May 22). El chabacano se refina para sobrevivir [Press release]. Agencia EFE. Retrieved from https://www.efe.com/efe/america/destacada/el-chabacano-se-refina-para-sobrevivir/20000065-4252700.

LA PRESIÓN DEL INGLÉS Y EL TAGALO

El uso extendido de inglés y tagalo -originario de la isla de Luzón, la mayor de Filipinas, y adoptado como lengua nacional- está menoscabando el uso de las más de 170 lenguas minoritarias del país, «relegadas a las clases populares, gente mayor y al ámbito familiar», explica a Efe el profesor de español en la Universidad Santo Tomás de Manila, Marco Joven-Romero.

«Pero eso distingue en la actualidad al chabacano, que aunque pierda hablantes, sí goza de cierto estatus social. Ya no es vista como una lengua vulgar porque es criolla española, heredada de la elite cultural clásica», explica este estudioso de los hispanismos en las lenguas filipinas.

El chabacano simplifica la conjugación de los verbos, así como la distinción de género y número, algo que la elite cultural española de la colonia veía como una corrupción vulgar y barriobajera de la lengua cervantina, consideración que ahora está cambiando.

VARIANTES CHABACANAS

Joven aclara que el chabacano es en realidad una familia de lenguas con variantes como el zamboangueño o chabacano de Zamboanga, el más hablado, pero también existen el cotabateño de Cotabato o el akbay en Davao -versiones extintas en esas ciudades de Mindanao-.

En la isla de Luzón, las variantes del chabacano son el caviteño (en la ciudad de Cavite), ternateño (en el pueblo de Ternate, provincia de Cavite) y el ermiteño (en Ermita, barrio de Manila), cuyo último hablante murió a principios de los 2000.

«Los lingüistas no se ponen de acuerdo en si los hablantes de las diferentes versiones del chabacano se entienden entre ellos. Mi impresión es que se pueden llegar a entender, pero seguramente están más cómodos hablando otra lengua común», indica Joven.

Se cree la primera variante de chabacano nació en la base naval española de Cavite, cercana a Manila, a principios del siglo XVII, entre los trabajadores traídos de México y otras partes de Filipinas que mezclaron sus idiomas con el español del capataz. Muchos de ellos luego emigraron en Zamboanga para construir la fortaleza.

El caviteño conserva tan solo unos 300 hablantes en los barrios de San Roque y Caridad, el casco antiguo de Cavite, aunque la lengua goza de prestigio e integra la identidad cultural de la ciudad.

Más curioso es el caso del ternateño, chabacano con sabor portugués que mantiene unos 3.000 hablantes en la pequeña localidad de Ternate, donde en 1663 se instalaron nativos y mestizos de las islas Molucas -donde España y Portugal reinaron conjuntamente entre 1580 y 1640- tras ser invadidas por Holanda.

La Corona Española cedió ese territorio al suroeste de Luzón a unas 200 familias de las Molucas que se mantuvieron fieles a España e importaron a Filipinas su particular versión del chabacano que aún sobrevive.

Other sources for the same piece of news:


Mojarro, J. (2020, May 19). Father Peláez and his search for justice [Press release]. The Manila Times. Retrieved from https://www.manilatimes.net/2020/05/19/opinion/columnists/father-pelaez-and-his-search-for-justice/725763/

A few weeks ago, I asked Dr. Marco A. Joven-Romero, a Spanish instructor at the University of Santo Tomas, how many streets in Metro Manila carried the name “Peláez.” He is the right person to ask because he is finishing a doctoral dissertation on the history of the toponymy of the streets of Manila. He pointed out three completely irrelevant and hidden streets in Manila, Parañaque and Quezon City. Apart from that, there is a small primary school bearing his name. Nothing else.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.