Humor y sado

Humor y sadoDice Darío Adanti, que el humor es como el sado. Algo que en su medida hace gracia y gusta. Pero si te pasas de la raya, se convierte en sufrimiento y humillación.

¿Cuál es la raya entonces? No hay raya universal. Cada persona tiene sus fronteras. Y no solo eso: según el contexto, estas fronteras son diferentes. Las necesidades y los deseos de las personas cambian según las propias personas y según las situaciones. En un funeral no haría un chiste sobre el difunto. Otro día en el bar, tal vez sí. Las prácticas sexuales que quiera una persona -si es que las quiere- cambiarán según la propia persona y el momento en el que se encuentre (por ejemplo, según su estado emocional).

Unos años después de haber leído esta reflexión, sigo sin encontrar una manera mejor de explicar qué es el humor. En resumen, este tiene dos facetas:

(i) La constructiva, la de la crítica positiva, la depurativa social y psicológica. No hace daño sino todo lo contrario, une.

(ii) La destructiva, la del ataque despiadado y la humillación. Perversa.

Y la frontera entre estas dos facetas es móvil y frágil. El reto es saber dibujarla en el momento y el contexto concretos. En este sentido, una clave está en ver hasta qué punto el autor del chiste es capaz de reirse de sí mismo en la misma medida que lo hace de los demás. Eso dirá si utiliza el humor para (i) o para (ii).

Cuando murió Fidel Castro, lancé un pequeño comentario sobre sus combinaciones chándal-camisa. Hubo gente que me criticó, y esos fueron los mismos que poco antes hacían chistes sobre Rita Barberá. Sin duda, entran en la faceta (ii) del humor, la perversa. Otros, al revés, vieron el contenido depurativo (i), y aceptaron el chiste en la misma medida en que aceptaban los de Barberá.

Mucho más hay que decir sobre el humor. Este será un proyecto personal que intentaré desarrollar durante los próximos meses. Vaya esto como introducción.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.