Música y teatro en aragonés desde Filipinas

https://www.heraldo.es/noticias/ocio-cultura/2018/11/13/musica-teatro-aragones-desde-filipinas-1277222-1361024.html

[English] Press report about my academic teaching activity at University of Santo Tomas. Heraldo de Aragón [Nov 13, 2018]

[Español] Noticia en prensa sobre mi actividad docente académia en la Universidad de Santo Tomás. Heraldo de Aragón [13 de noviembre de 2018]

[Aragonés] Noticia en prensa tocant a la mía actividat docent academica en a Universidat de Santo Tomás. Heraldo de Aragón [13 de noviembre de 2018]


Un total de 223 alumnos de la Universidad de Santo Tomás de Manila (Filipinas) están conociendo la lengua aragonesa en el presente curso: 199 de ellos en el marco de la asignatura de Lenguas y Culturas Hispánicas y los otros 24 continúan el aprendizaje que iniciaron en 2017 a través de un curso específico de aragonés organizado en la universidad filipina para el presente curso.

En el curso introductorio, los alumnos están conociendo la historia del aragonés, su situación sociopolítica, su presencia en la enseñanza, en los medios de comunicación y sus crecientes comunidades neohablantes. Igualmente, han recibido nociones sobre aspectos básicos gramaticales y léxicos del aragonés y se han ejercitado en situaciones básicas en aragonés. En el curso avanzado, aquellos alumnos que ya iniciaron el aprendizaje del aragonés en 2017 han elaborado producciones audiovisuales y pequeñas obras de teatro en aragonés, que han expuesto a toda la comunidad universitaria.

Algunas de estas producciones son versiones en aragonés de canciones de moda, como Havana (Camila Cabello) o I’m yours (Jason Mraz), mientras que en otras los alumnos presentan la ciudad de Manila o la Universidad de Santo Tomás en aragonés.

El seminario de introducción a la lengua aragonesa, el conjunto de la asignatura Lenguas y Culturas Hispánicas y el curso de aragonés avanzado son impartidos por el doctor Marco Antonio Joven Romero, profesor del Departamento de Lenguas Modernas de la Universidad de Santo Tomás de Manila en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID) y el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC).

Sobre as normas lingüisticas y o caso de l’aragonés: Goyoso nadal

Resumen (aragonés): en iste post, charro sobre a naturaleza d’as normas lingüisticas y foi bella reflexión sobre os procesos de normativización de l’aragonés.

Resumen (español): en este post, hablo de la naturaleza de las normas lingüísticas y lanzo algunas reflexiones sobre los procesos de normativización del aragonés.

Abstract: in this post, I deal with the nature of linguistic norms and I contemplate the Aragonese normativization processes.


Qué ye una norma?

En primeras, totz tenemos claro qué ye una norma, pero quan nos metemos a fundo en iste concepto, paramos cuenta que no ye tan sencillo como pareixeba. Y ye que, en a parola norma se funden dos dimensions a priori opuestas:

(Top-down dimension) Una dimensión va d’o cheneral a os casos particlars, d’alto ent’abaixo, u como gosan de decir os angleses, top-down. Una entidad proposa u imposa, y dimpués a comunidat acepta u ye sozmesa. Una lei gosa d’estar un eixemplo d’iste concepto de norma: »A norma diz que no se puet fumar dentro d’os avions». Ixa ye a norma, y dimpués denguno no i fuma.

(Bottom-up dimension) L’atra dimensión ye chusto a’l vies, va d’o particlar a lo cheneral, d’abaixo ent’alto, u como gosan de decir os angleses, bottom-up. A chent actúa d’una determinada traza u tien unas determinadas caracteristicas, y iste comportamiento u caracteristica fa una norma. «Por norma -o normal- ye que as personas midamos menos de 2,20 metros». A norma surte d’os propios individuos, que por un regular no miden más de 2,20.

Y o repoliu d’as normas ye que, quan se’n fan u surten, en bella mida gosan d’achuntar as dos dimensión.


As normas y as luengas

No cabe dubda que as luengas no son desconoixedoras d’os procesos normativizadors, en todas as dos dimensions, ta totz os suyos componentes (sintacticos, semanticos, graficos). Aquí van bells eixemplos t’o caso d’o castellano:

(Top-down dimension) Una institución como a RAE estableix prous normas, y muitas d’ellas son a la fin asumidas por a comunidat lingüistica. En Aragón somos conscients d’ello. Pero no nomás a RAE y no nomás por imposición «fura» se dan istos procesos. Tamién tecnicismos u extrancherismos responden a ista naturaleza normativa top-down. Mesmo interpresas privadas -con más u menos voluntat- tamién ufren a la comunidat parolas y a propia comunidat las fan suyas, como clínex (Kleenex), whatsapp u whatsappear.

(Bottom-up dimension) Atras vegadas, ye a propia comunidat a que estableix a norma por emplego contino de formulas que, en bells casos, en primeras no yeran aceptadas y a la fin plegan a estar-ne. O eixemplo más claro y recient en castellano d’iste proceso ye o famoso imperativo ‘iros‘.

Asinas, en as normas lingüisticas, en bells casos surten d’entidatz que imposan o proposan solucions a la comunidat. En atros casos, istas normas surten d’a propia comunidat. Y por un regular, en istos procesos as dos dimensions d’a norma s’achuntan: a parola clínex estió ufierta por una interpresa privada, pero calló en a comunidat y a la fin mesmo estió aceptada por a RAE; o imperativo iros surtió d’a propia comunidat, se fació norma (u normal, si se quiere) y a la fin a RAE l’acullió.


Y en o caso de l’aragonés, qué?

En a normativización de l’aragonés, mientras muito tiempo han predominau os modelos top-down: s’han ufierto modelos graficos, gramaticals y lexicos que s’han mirau d’esparricar y mesmo imposar a la comunidat, con resultaus por un regular prou febles y negativos, en parti en estar feitos dende anvistas no lingüisticas u directament mal feitos.

Como critica y choque a ista mala faina, dende fa ya más d’una decada movimientos fuertes han apostau por una normativización bottom-up: tot dende os fablants, o regle quasi queda restrinchiu a refleixar a luenga d’a comunidat patrimonial y prou.

Pero con ista reacción, muitas vegadas se ixublida u se desprecia o component top-down, d’alto ent’abaixo, que toda norma -y por ende, toda norma lingüistica- tien, cayendo en una error prou grau. Y ye que, os dos procesos, top-down y bottom-up, son naturals en tot lo que siga sucheto de norma, y una luenga en ye. Y, como suchetos a normas lingüisticas que’n son, os fablants de luenga aragonesa fan norma (bottom-up) pero tamién reciben y adoptan norma (top-down), y agora mesmo, a onica que son recibindo y adoptando ye a norma d’o castellano. Isto se veye clarament en l’adopción de tecnicismos, neolochismos y extrancherismos, pero no nomás en istas custions.  Tamién vocabulario lechislativo u festivo, y por un regular tot o que tien que veyer con nuevas formas de vida, ye sucheto a iste problema.

Asinas, o desprecio a o component top-down de toda normativización, en o caso de l’aragonés, ocasiona istos problemas:

(i) Iste component contina existindo y existirá siempre, y a onica referencia que en a más grant parti d’os casos tienen os fablants, ye a d’o castellano. Muita d’a chent intresada en a normativización de l’aragonés eliden iste component como reacción a lo exceso de normativización top-down que heba predominau enantes.

(ii) A isto se suma que  bi ha  una grant cantidat de nuevas estructuras lingüisticas suchetas a norma top-down, pos son relacionadas con as nuevas formas de vida. De feito, tot isto en bella mida se conoix entre a chent intresada por a normativización de l’aragonés, pero muitas vegadas nomás lo relacionan con tecnicismos y prou, quan o espectro y l’amplitut d’a normativización lingüistica top-down ye muito más grant.

Se podrá responder que debant de tot, una formula ha d’estar aceptada por a comunidat de fablants. Y no soi decindo lo contrario. Pero apunto que ta que una formula siga aceptada por a comunidat de fablants, primero se l’ha de proposar (emplegando-la). Dimpués se fixará u no como normativa. Si no, a la fin, de tan puristas, aceptaremos parolas ufiertas a la comunidat por interpresas privadas y que pareixen haber callau, como maripís, pero no aceptaremos parolas proposadas por os movimientos neofablants u de normativización y que pareixeban prencipiar a callar como amostranza u chambreta. Y prou que a más grant parti d’as nuevas incorporación serán castellanas.

Y dimpués d’ista parrafada que he mirau de fer o más breu posible, GOYOSO NADAL!